Fragmentos de hueso y cartílago

Fragmentos de hueso y cartílago en la rodilla

Los fragmentos de hueso y cartílago en la rodilla, también conocidos como cuerpos sueltos, se producen cuando partículas muy pequeñas de hueso y cartílago se desprenden de la articulación de la rodilla. Estos fragmentos pueden flotar libremente en el espacio articular y el líquido sinovial, pero también pueden debilitar gravemente y dificultar el desempeño de las actividades normales.

Si sus relaciones, su trabajo y sus actividades recreativas se ven afectadas por el dolor de rodilla, o si le han diagnosticado fragmentos de hueso y cartílago en la rodilla, aprender más sobre esta afección puede ser beneficioso. En BEST, estamos comprometidos con la educación del paciente como parte fundamental del proceso de tratamiento. 

Causas

El hueso y el cartílago pueden comenzar a aflojarse y fragmentarse en la rodilla por varias razones. Una de las principales causas es la descomposición relacionada con la edad combinada con el desgaste diario. Nuestro cartílago articular protector comienza a secarse con el tiempo, haciéndolo más frágil y propenso al adelgazamiento y la degeneración. Cuando esto sucede, puede someter a las articulaciones, como las articulaciones de la rodilla, a un mayor contacto entre las terminaciones óseas.

Tratamiento conservador

Al igual que otras lesiones de rodilla, el objetivo del tratamiento inicial es determinar si los síntomas pueden controlarse con éxito sin necesidad de cirugía. Al tomar medidas activas para reducir el dolor y la inflamación, aumentar la función y promover la salud en general, los pacientes a menudo pueden vivir con esta afección y disfrutar de una buena calidad de vida.

Los tratamientos comunes incluyen antiinflamatorios de venta libre, compresión de frío/calor, descanso, modificación de la actividad, ejercicio regular, mejora de la postura y una dieta rica en nutrientes. También se pueden intentar inyecciones de esteroides antiinflamatorios y fisioterapia si los síntomas son más graves y no responden a tratamientos menos intensivos.

Síntomas

Cuando pequeños pedazos de hueso y cartílago se desprenden de la articulación de la rodilla, es posible que no duela. También puede ser difícil distinguir los síntomas de otra afección o lesión que pueda estar presente en la rodilla, como artritis o un esguince o desgarro de ligamentos o tendones. Uno de los síntomas reveladores más comunes de los fragmentos de hueso y cartílago en la articulación es el bloqueo de la rodilla, debido a la forma en que los fragmentos pueden inhibir el movimiento. 

Otros posibles síntomas de esta condición incluyen:

  • Dolores y molestias en la rodilla
  • Hinchazón e inflamación visibles
  • Crepitación, un término para la sensación de rechinar en las articulaciones
  • Rigidez y rango de movimiento limitado

Si experimenta alguno de estos síntomas, o si empeoran repentinamente en relación con otra afección, se recomienda encarecidamente que consulte a un profesional de la salud calificado para obtener un diagnóstico. 

Diagnóstico

Un examen de diagnóstico típico para el dolor de rodilla, el bloqueo de la rodilla o cualquier otro síntoma debe consistir en los siguientes pasos:

  • Discusión de síntomas específicos y cómo están afectando las actividades diarias.
  • Revisión del historial de salud personal y familiar para determinar si existe un riesgo elevado de ciertas afecciones o enfermedades.
  • Una evaluación física para probar un rango de movimiento e identificar áreas dolorosas/sensibles
  • Pruebas de diagnóstico, como resonancia magnética, tomografía computarizada o rayos X para identificar visiblemente fragmentos de hueso o cartílago

Si se determina que los fragmentos de hueso y cartílago en la rodilla son la causa subyacente de los síntomas, el siguiente paso es formular un plan de tratamiento, que generalmente comienza con terapias no quirúrgicas.

Cirugía

Si los síntomas se vuelven debilitantes y no responden a semanas o meses de terapias conservadoras, la cirugía puede convertirse en una opción. Para fragmentos de hueso y cartílago en la rodilla, el abordaje quirúrgico más común es la artroscopia de rodilla. El suyo implica un tubo delgado con una pequeña cámara en el extremo que se inserta en la rodilla a través de una pequeña incisión. Luego, el cirujano puede limpiar la articulación de la rodilla y extraer las piezas de hueso y cartílago que causan dolor y alteran el movimiento de la rodilla.

Al recuperarse, los pacientes recibirán instrucciones detalladas sobre el cuidado de la incisión y la reanudación de sus actividades. La fisioterapia también es una parte esencial de la recuperación, ya que ayuda a los pacientes a volver a aprender la mecánica de la rodilla, fortalece la articulación y reduce el riesgo de volver a lesionarse.

El equipo de BEST Health System está aquí para ayudar

Si tiene dolor crónico de rodilla relacionado con fragmentos de hueso y cartílago, nuestro equipo altamente calificado puede ayudarlo. Ofrecemos una amplia gama de opciones de tratamiento conservador y quirúrgico en nuestras instalaciones de última generación. 

Si ha experimentado alguno de estos síntomas o ha recibido un diagnóstico y necesita tratamiento, BEST puede ayudarlo. Da el primer paso hacia el alivio hoy.

Artículos relacionados

Headshot de osteoartritis y estenosis espinal

Osteoartritis y estenosis espinal

¿Qué es la osteoartritis? La osteoartritis es una de las causas más comunes de estenosis espinal, según el Colegio Americano de Reumatología. Investigaciones posteriores muestran que […]

Foto de cabeza de ¿Cuáles son las causas más comunes de los desgarros de menisco?

¿Cuáles son las causas más comunes de las lágrimas de menisco?

Los desgarros de menisco son una lesión común que se traduce en dolor y problemas de movilidad para todo tipo de personas. Aunque suele ser una lesión deportiva, […]

Captura de pantalla de ¿Es hora de considerar la cirugía de LCA? Cuidado con estos signos

¿Es hora de considerar la cirugía de LCA? Cuidado con estos signos

cambios de movimiento o traumatismo directo en la rodilla por colisión. Esta es la razón por la que los desgarros del LCA son tan comunes entre los jugadores de fútbol americano, los jugadores de baloncesto y los jugadores de fútbol. 

Foto de cabeza de cinco tipos principales de bursitis y cómo encontrar alivio

Cinco tipos principales de bursitis y cómo encontrar alivio

La bursitis puede no ser tan conocida como la artritis, pero es igual de difícil y debilitante vivir con ella. Esta condición es similar a […]